La AFIP estudia cambios para facilitar las compras a tiendas online del exterior

Alberto Abad, titular del ente recaudador, manifestó que están trabajando junto al Ministerio de Producción para reestablecer el sistema de entrega puerta a puerta y modificar los topes de las operaciones.
Redacción

Hace cuatro años, como complemento de los límites a la compra de divisa extranjera, el gobierno argentino había restringido la compra de bienes en el exterior a través de tiendas online extrajeras como las estadounidenses Amazon y Ebay o las chinas Aliexpress y DealExtreme, entre otras. En este contexto, el servicio courier puerta a puerta fue deshabilitado y los consumidores debían retirar sus productos en la Aduana.

Pero Alberto Abad, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), aseguró este miércoles durante una charla en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas que se reimplentará el "courier para evitar estas colas infames de gente, el servicio puerta a puerta", según publicó la versión online de iEco, el suplemento económico del diario Clarín.

El gobierno anterior, además, había limitado las compras mensuales de bienes al exterior a 25 dólares, muy por debajo de los US$ 300 permitidos para quienes viajen fuera del país. Según el funcionario, esta sería otras de las trabas en las que el organismo que preside y el Ministerio de Producción estudian modificar.  "Se está trabajando para encontrar la forma de levantarlo. No será mañana", dijeron y agregaron: "Se está revisando todos los topes: los US$ 300 para traer del exterior, los $ 305.000 de bienes personales, Ganancias", puntualizó Abad sobre el tema.

No obstante, el funcionario evitó revelar más precisiones sobre los rubros, los montos y otros detalles, pero se da por descontado que las publicaciones impresas podrán recibirse sin problemas según los propios dichos de la titular de la AFIP. "Quien compra un libro para alguien que está estudiando o que quiere leer un buen libro, se tiene que pasar dos horas ahí cerca del puerto, en la Aduana, para que se lo den. Una cosa kafkiana, en el peor sentido", ilustró Abad.

Comentarios